Ejercicios de Pilates en Sevilla: Círculo con una pierna.

Si deseas practicar ejercicios de Pilates, hoy explicamos “círculo con una pierna”. Es el tercer ejercicio de la serie de Pilates en colchoneta. De hecho, sirve para mejorar diferentes elementos del tren inferior. Además, sus beneficios se experimentan en la movilidad y salud de la articulación de la cadera y la región lumbar.

Este movimiento de Pilates nace desde la cadera.”

OBJETIVOS

  • Ampliar el rango de la articulación de la cadera a través de la realización de grandes círculos.
  • Estabilizar la pelvis y la región lumbar.
  • Flexibilizar la parte posterior de la pierna.
  • Potenciar la musculatura aductora de la pierna y la región lumbar de la espalda.

 

DETALLES A TENER EN CUENTA

  • Alargar bien la pierna hacia el techo y mantener anclada la cadera y la zona lumbar para evitar la compresión a nivel articular.
  • La activación del centro y de la pierna de abajo será crucial para el ejercicio.
  • El ritmo del movimiento se enfoca acentuando el cruce de la pierna y la subida a la posición inicial. De hecho, el profesor ayudará a conseguir el ritmo del ejercicio.
  • Al principio, la persona no entiende este ejercicio. Hay que enfocar el trabajo en la cadera.
  • Se modificará la forma original para evitar la tensión del cuádriceps alumnos con déficit de fuerza, flexibilidad y/o control.

 

ERRORES COMUNES

  • No mantener la rotación interna de la pierna.
  • Despegar la zona lumbar de la colchoneta.
  • Perder la conexión con el centro por intentar hacer grandes círculos.
  • Sobrecargar los hombros.
  • Hiperextender la cabeza por la falta de flexibilidad en la cadena posterior.

 

FASES DE EJECUCIÓN

  • Con la pierna de abajo flexionada y la pierna de arriba ligeramente flexionada. Se describirá un pequeño círculo con la pierna.
  • Ir estirando las piernas a medida que va aumentando el control.
  • Movimiento original.

 

MODIFICACIONES

Como hemos comentado anteriormente, existen diversas modificaciones para preservar objetivo al realizar el círculo con una pierna. De hecho, es deber del profesor modificar cuando estime oportuno para ayudar a sentir la esencia de este tipo de movimiento.

La forma original sólo se realizará cuando el alumno alcanza adecuadas proporciones de fuerza, flexbilidad y control en la región lumbar y pelvis.

  • Algunas de las modificaciones más comunes son las siguientes:
  • Colocar un cojín debajo de los glúteos para personas con discopatías severas.
  • Practicar con la pierna que hace el círculo flexionada si hay falta de flexibilidad.

  • Realizar con las manos a las barras del Cadilac y el muelle de piernas para personas con falta de control, problemas para colocar la zona lumbar y patologías lumbares.
  • Practicar con muelle para hacer entender el movimiento.

Finalmente, el Centro de Pilates Nervión ubicado en Sevilla, ofrece la óptima práctica de este ejercicio. De hecho, usando las correas, los muelles y las barras de nuestros aparatos, adaptamos la dificultad para personas de diferente edad y condición física.

Un saludo a todos nuestros lectores.