EJERCICIOS DE PILATES EN SEVILLA: RODAR HACIA DELANTE

Si quieres ejercitarte utilizando ejercicios de Pilates, hoy explicamos rodar hacia delante. Tras el cien, es el segundo ejercicio de la serie de Pilates en colchoneta. También, sirve como calentamiento y sus beneficios se experimentan en la movilidad y salud de la espalda.

“La articulación de la columna es la prioridad de este ejercicio”

OBJETIVOS

  • Mejorar la articulación de la columna equilibrando la musculatura corporal para realizar el movimiento de forma fluida.
  • Aumentar la fuerza de la faja abdominal.
  • Flexibilizar la cadena muscular posterior.
  • Aumentar la movilidad de la cadera a través de la báscula pélvica.

DETALLES A TENER EN CUENTA

  • El profesor deberá vigilar la fluidez en la articulación de la espalda y percibir que zonas de la columna tienen mayor rigidez. Además, deberá respetar las fases de ejecución, acelerar el proceso, puede generar lesiones.
  • Si la persona no puede realizar el movimiento, se debe sustituir rodar hacia delante por rodar hacia atrás.
  • El ejercicio “El cien” nos aportará información si el alumno-a realizará bien este ejercicio.

ERRORES COMUNES

  • Relajar el abdomen y despegar la zona lumbar de la colchoneta.
  • Rodar vértebra por vértebra de forma inadecuada.
  • Mirarse al ombligo con poca frecuencia.
  • Flexionar los pies hacia del cuerpo deficientemente.
  • Separar las piernas.
  • No colocar los brazos paralelos al suelo.
  • Bascular poco la pelvis al rodar hacia atrás.
  • Respirar de forma incorrecta.

FASES DE EJECUCIÓN

Antes de ejecutar este ejercicio el instructor deberá conocer el grado de flexibilidad así como la fuerza del centro y el nivel de control corporal del alumno. De hecho, con esta información podrá anticiparse y elegir la dificultad adaptando el movimiento a través del uso de las diferentes fases de ejecución que existen en función de su exigencia.

Fases de ejecución:

  • Piernas flexionadas y pies a la cinta. Manos a las piernas.
  • Piernas flexionadas y pies a la cinta. Manos hacia arriba.
  • Piernas flexionadas y pies sin cinta.
  • Ir abriendo la posición.
  • Movimiento original.

Según la fase que se esté ejecutando, el instructor asistirá al alumno en mayor o menor medida colocándose de lado para ayudar con una mano en la incorporación de la espalda y con la otra a la sujeción de los pies.

MODIFICACIONES

Existen modificaciones para el rodar hacia delante dependiendo de las características del alumno, bien debido a lesiones previas o bien a limitaciones corporales que exigen la variación de la forma original del ejercicio. Además, Como indicábamos en la entrada del ejercicio El Cien, hay que recordar que lo importante es asegurar que se cumple el objetivo principal del ejercicio, que en el caso de rodar hacia delante es la articulación de la espalda. Algunas de las modificaciones más comunes son:

  • Piernas flexionadas para la falta de flexibilidad en las piernas y problemas para bascular la pelvis.
  • Pies a la cinta y manos agarradas por detrás de las piernas para la debilidad del abdomen y el déficit de movilidad lumbar.
  • Piernas abiertas al ancho de las caderas para personas con obesidad y debilidad en la región de las caderas.
  • Brazos abajo deslizando manos por la colchoneta para la tensión cervical.
  • Con la barra o la pelota de goma en las manos para la hiperlaxitud.

Finalmente, el Centro de Pilates Nervión ubicado en Sevilla, ofrece la práctica correcta de este ejercicio. De hecho, adaptamos la dificultad del mismo para personas de diferente edad y condición física ayudando a mejorar su calidad de vida.

Un saludo a todos nuestros lectores.